Lo Que Enseñamos
    La Biblia Haz clic en el simbolo + para saber mas del tema
  • Creemos que la biblia es la verdadera palabra de Dios, inspirada por el Espíritu Santo. Esto quiere decir que Dios inspiró a los escritores las palabras y pensamientos exactos que debían escribir. El resultado de esta inspiración es que cada declaración de la Biblia es la verdad. Una parte de la Biblia explica otra parte. Es la unica guia para la fe y la vida de los cristianos. Como cristianos queremos leerla y estudiarla con diligencia. La Biblia enseña con claridad todo que necesitamos saber para obtener nuestra salvación. Unas pasajes que tratan de estas verdades son:

    2 Pedro 1:21 - Porque la profecía no ha tenido su origen en la voluntad humana, sino que los profetas hablaron de parte de Dios, impulsados por el Espíritu Santo.

    1 Corintios 2:13 Esto es precisamente de lo que hablamos, no con las palabras que enseña la sabiduría humana sino con las que enseña el Espíritu, de modo que expresamos verdades espirituales en términos espirituales.

    2 Timoteo 3:16 Toda la Escritura es inspirada por Dios.

    Juan 10:35 La Escritura no puede ser quebrantada.

    2 Timoteo 3:15 Desde tu niñez conoces las Sagradas Escrituras, que pueden darte la sabiduría necesaria para la salvación mediante la fe en Cristo Jesús.

    Lucas 11:28 Dichosos más bien —contestó Jesús— los que oyen la palabra de Dios y la obedecen.

    Juan 5:39 Ustedes estudian con diligencia las Escrituras porque piensan que en ellas hallan la vida eterna. ¡Y son ellas las que dan testimonio en mi[Jesús] favor!
    El Dios Trino
  • Nosotros creemos que hay solomente un verdadero Dios. Este Dios es invisible, santo, eterno, y tiene poder y la sabiduría. En la Biblia Dios se revela en tres personas - el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Por eso se le llama "trino". Cada una de estas personas es Dios en un solo Dios, y son iguales en poder, gloria y en todas la demás cualidades. Negar o desconocer a una persona es negarlas a todas ellas. Dios es quien nos creó, nos redimió y nos santificó. Unas pasajes que hablan de Dios:

    Deuteronomio 6:4 Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es el único Señor.

    Mateo 28:19 Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

    Juan 5:23 El que no honra al Hijo no honra al Padre, que lo envió. Génesis 1:1 Dios, en el principio,creó los cielos y la tierra.

    1 Juan 2:2 Él [Jesús] es el sacrificio por el perdón de nuestros pecados, y no sólo por los nuestros sino por los de todo el mundo.

    Romanos 15:13 Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo.
    La Creacion
  • Nosotros creemos que el mundo fue creado en seis días de 24 horas. Durante esos seis días, Dios usó su palabra poderosa para crear todo lo que existe. No obstante, la creación del hombre y de la mujer fue distinctio y especial. Unas pasajes que hablan de la creación del mundo:

    Génesis 1:1 Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra.

    Génesis 1:31 Dios miró todo lo que había hecho, y consideró que era muy bueno. Y vino la noche, y llegó la mañana: ése fue el sexto día.

    Éxodo 20:11 Acuérdate de que en seis días hizo el Señor los cielos y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y que descansó el séptimo día. Por eso el Señor bendijo y consagró el día de reposo.

    Salmo 33:6,9 Por la palabra del Señor fueron creados los cielos, y por el soplo de su boca, las estrellas. porque él habló, y todo fue creado; dio una orden, y todo quedó firme.

    Salmo 124:8 Nuestra ayuda está en el nombre del Señor, creador del cielo y de la tierra.

    Marcos 10:6 Pero al principio de la creación Dios "los hizo hombre y mujer".

    Hebreos 11:3 Por la fe entendemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de modo que lo visible no provino de lo que se ve.
    La Ley de Dios
  • Nosotros creemos Dios escribió su ley en los Diez Mandamientos. En los Mandamientos, Dios requiere obediencia perfecta y condena todos los que pecan. Por lo tanto, nadie puede salvarse cumpliendo la ley de Dios. La ley nos muestre nuestros pecados como un espejo, y nos advierte de la condenación que merecemos. Unas pasajes que hablan de la ley de Dios:

    Deuteronomio 10:4 En esas tablas, que luego me entregó, el Señor escribió lo mismo que había escrito antes, es decir, los diez mandamientos que les dio a ustedes el día en que estábamos todos reunidos en asamblea, cuando habló desde el fuego en la montaña.

    Mateo 5:48 Por tanto, sean perfectos, así como su Padre celestial es perfecto.

    Juan 1:17 Pues la ley fue dada por medio de Moisés.

    Romanos 7:7 Sin embargo, si no fuera por la ley, no me habría dado cuenta de lo que es el pecado.

    Romanos 3:22-23 Esta justicia de Dios llega, mediante la fe en Jesucristo, a todos los que creen. De hecho, no hay distinción, pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios.

    Romanos 3:20 Por tanto, nadie será justificado en presencia de Dios por hacer las obras que exige la ley; más bien, mediante la ley cobramos conciencia del pecado.

    Santiago 2:10 Porque el que cumple con toda la ley pero falla en un solo punto ya es culpable de haberla quebrantado toda.
    El Pecado
  • Creemos que el primer hombre y mujer perdieron la perfecion, la imagen de Dios, cuando cedieron a la tentación de Satanás y desobedieron la ley de Dios. Desde ese momento, toda la gente ha sido concebido en pecado y nace en él, desea lo que es malo, y está muerta espiritualmente. Evidencia de este pecado es por todos lados en nuestro mundo de hoy. El pecado es lo que causa todos los problemas que hay, incluyendo la muerte. Unas pasajes que hablan del pecado:

    Génesis 2:17 Pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no deberás comer. El día que de él comas, ciertamente morirás.

    Salmo 51:5 Yo sé que soy malo de nacimiento; pecador me concibió mi madre.

    Efesios 2:1 En otro tiempo ustedes estaban muertos en sus transgresiones y pecados.

    Juan 3:6 Lo que nace del cuerpo es cuerpo; lo que nace del Espíritu es espíritu.

    Salmo 5:4 Tú no eres un Dios que se complazca en lo malo; a tu lado no tienen cabida los malvados.

    Romanos 5:12 Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y por medio del pecado entró la muerte; fue así como la muerte pasó a toda la humanidad, porque todos pecaron.

    1 Juan 3:4 Todo el que comete pecado quebranta la ley; de hecho, el pecado es transgresión de la ley.

    Romanos 8:7-8 La mentalidad pecaminosa es enemiga de Dios, pues no se somete a la ley de Dios, ni es capaz de hacerlo. Los que viven según la naturaleza pecaminosa no pueden agradar a Dios.
    El Evangelio (Las Buenas Nuevas)
  • Nosotros creemos que Dios mandó su Hijo, Jesucristo para vivir y morir para nosotros. Por medio de su vida perfecta y su muerte inocente, él les da el perdón de los pecados gratuitamente a todos los que creen en él. Esta gran intercambio en que recibimos la perfeción de Jesús nos reconcilia con Dios y nos da un lugar en los cielos para siempre. Esta salvación no viene de nosotros por ser buenas personas, hemos fallado de ser perfecto como Dios manda. Esta salvación viene de Dios por su gracia (amor no merecido) aparte de nuestros hechos y es recibido por todos los que confian en esa promesa de perdón. Unas pasajes de la Biblia que hablan del evangelio:

    Romanos 1:16 A la verdad, no me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos primeramente, pero también de los gentiles.

    Juan 3:16 Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

    Colosenses 2:13 Sin embargo, Dios nos dio vida en unión con Cristo, al perdonarnos todos los pecados

    Lucas 2:10-11 Pero el ángel les dijo: No tengan miedo. Miren que les traigo buenas noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo. Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es Cristo el Señor.

    Efesios 1:7 En él tenemos la redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados, conforme a las riquezas de la gracia.

    Romanos 5:19 Porque así como por la desobediencia de uno solo muchos fueron constituidos pecadores, también por la obediencia de uno solo muchos serán constituidos justos.

    Isaías 53:6 Todos andábamos perdidos, como ovejas; cada uno seguía su propio camino, pero el Señor hizo recaer sobre él la iniquidad de todos nosotros.

    Efesios 2:8-9 Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte.

    Romanos 3:22-24 Esta justicia de Dios llega, mediante la fe en Jesucristo, a todos los que creen. De hecho, no hay distinción, pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios, pero por su gracia son justificados [declarado sin culpa] gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó.
    La Conversion
  • Nosotros creemos que el Espíritu Santo hace que nuestro alma confié en Jesús como su Salvador. El Espíritu Santo mantiene y crea la fe por medio del evangelio (buenas nuevas) en la palabra de Dios y por los sacramentos (el Bautismo y la Santa Cena). Por lo tanto, creemos que nuestra conversión no es obra nuestra. es totalmente obra de la gracia de Dios. El rechazo del evangelio es, sin embargo, nuestra proprio culpa. Unas pasajes de la Biblia que hablan de nuestra conversión.

    1 Corintios 12:3 Por eso les advierto que nadie que esté hablando por el Espíritu de Dios puede maldecir a Jesús; ni nadie puede decir: «Jesús es el Señor» sino por el Espíritu Santo.

    1 Corintios 6:11 Y eso eran algunos de ustedes. Pero ya han sido lavados, ya han sido santificados, ya han sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios.

    Juan 17:17 Santifícalos en la verdad; tu palabra es la verdad.

    2 Tesalonicenses 2:13-14 Nosotros, en cambio, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, hermanos amados por el Señor, porque desde el principio Dios los escogió para ser salvos, mediante la obra santificadora del Espíritu y la fe que tienen en la verdad. Para esto Dios los llamó por nuestro evangelio, a fin de que tengan parte en la gloria de nuestro Señor Jesucristo.

    Romanos 10:17 Así que la fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo.

    Hechos 2:38 Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados —les contestó Pedro—, y recibirán el don del Espíritu Santo.

    Hechos 7:51 ¡Tercos, duros de corazón y torpes de oídos!Ustedes son iguales que sus antepasados: ¡Siempre resisten al Espíritu Santo!
    El Bautismo
  • Nosotros creemos que el bautismo es un acto instituido por Dios. Al usar agua y la palabra de Dios, él ofrece y da perdón de los pecados, la vida espiritual y la salvación eterna. Esto es para jóvenes y adultos, incluyendo a los niños. Los bebés también son pecadores y por consiguiente necesitan el renacimiento espiritual que viene mediante el bautismo. Unas pasajes que hablan del bautismo:

    Mateo 28:19 Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

    Juan 3:5-6 Yo te aseguro que quien no nazca de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios —respondió Jesús—. Lo que nace del cuerpo es cuerpo; lo que nace del Espíritu es espíritu.

    Tito 3:5 Él nos salvó, no por nuestras propias obras de justicia sino por su misericordia. Nos salvó mediante el lavamiento de la regeneración y de la renovación por el Espíritu Santo.

    Marcos 10:14 Cuando Jesús se dio cuenta, se indignó y les dijo: Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de Dios es de quienes son como ellos.

    Hechos 22:16 Y ahora, ¿qué esperas? Levántate, bautízate y lávate de tus pecados, invocando su nombre.

    Marcos 16:16 El que crea y sea bautizado será salvo, pero el que no crea será condenado.
    La Santa Cena
  • Nosotros creemos que la Santa Cena es un acto sagrado que Jesús instituyó. Junto con el pan y el vino recibimos el verdadero cuerpo y verdadera sangre de Jesús. En esta cena especial, Jesús nos da el perdón de los pecados, fortalece nuestra fe y da la salvación eterna a todo él que cree. Porque la Biblia habla en una manera fuerte contra los que no reciben la Santa Cena en una manera propia, nosotros como una iglesia pedimos que los que queren recibir la Santa Cena toman unos estudios antes de participar. Unas pasajes que hablan acerca de la Santa Cena:

    Mateo 26:26-28 Mientras comían, Jesús tomó pan y lo bendijo. Luego lo partió y se lo dio a sus discípulos, diciéndoles: —Tomen y coman; esto es mi cuerpo. Después tomó la copa, dio gracias, y se la ofreció diciéndoles: —Beban de ella todos ustedes. Esto es mi sangre del pacto,que es derramada por muchos para el perdón de pecados.

    1 Corintios 10:16 Esa copa de bendición por la cual damos gracias, ¿no significa que entramos en comunión con la sangre de Cristo? Ese pan que partimos, ¿no significa que entramos en comunión con el cuerpo de Cristo?

    1 Corintios 11:27-28 Por lo tanto, cualquiera que coma el pan o beba de la copa del Señor de manera indigna, será culpable de pecar contra el cuerpo y la sangre del Señor. Así que cada uno debe examinarse a sí mismo antes de comer el pan y beber de la copa.

    1 Corintios 10:17 Hay un solo pan del cual todos participamos; por eso, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo.
La bondad y el amor me seguiran todos los dias de mi vida; y en la casa del Senor habitare para siempre. ~ Salmo 23